Search Results

You are looking at 1 - 10 of 28 items :

  • "agente literario" x
Clear All

, Villarino-Pardo 2016). En esas dinámicas es cada vez menos infrecuente la referencia a una figura que, durante años, fue prácticamente invisible al hablar de literatura brasileña: la del agente literario. Su mayor presencia en el campo literario y en los medios brasileños de las últimas décadas se explica en buena medida por procesos que, teniendo un carácter global, también se producen en Brasil. Nos referimos especialmente a una creciente profesionalización en los campos literario y editorial (marcada por agrupación de editoras, mayor cualificación de trabajadores o

puede seguir arrojando resultados iluminadores. Así, el reclamo reproducido arriba se podría reformular ahora en los siguientes términos: “es notable que, aún con los avances en el conocimiento de las mecánicas que gobiernan el campo literario, se haya omitido hasta el momento considerar con atención suficiente la función del agente literario”. El agente literario –por lo regular la agente literaria– es una figura que suele pasar desapercibida para el lector estándar. Es cierto que borra prolijamente las huellas de su accionar al punto de no quedar registrada

pensando como el escritor de ayer. Nadie le ha contado la verdad. Nadie le ha dicho el porqué escribe y envía libros a las editoriales y no le publican su magnífico manus- crito. Nadie le cuenta el porqué, una vez que ha corrido con suerte de verlo publicado, no se vende o no se promueve. Nadie le ha contado cuál es real- mente el papel del editor, del agente literario, del concurso, del libro. Algunos ya saben la verdad, pero no saben qué hacer con la verdad y siguen transitando por los mismos caminos trillados. Otros optan por pros- tituir su obra, creyendo que

, seleccioné alguna entrevista de la época, cuando la actividad del escritor, ya dramaturgo y guionista, además de las de corrector, traductor y hasta de pro- pio agente literario sobrepasaban los límites de su tiempo, también introduje una selección del texto compilado por Juan Manuel García-Ramos de la Semana de Autor sobre Manuel Puig, celebrada poco antes de su muerte, en 1990, y organizada por el Instituto de Cooperación Iberoamericana, que com- pendian toda su actividad y agregan nuevos secretos. Las reseñas fueron supe- rando a los diálogos y a las entrevistas se

en la práctica totalidad de los casos, se otorgaron en su inmensa mayoría a autores con agente literario durante los fallos de todos los premios que se concedieron en España el año 2003. El 82,4% de los premiados tenía agente literario, contra un 17,6% que carecía de represen- tante, según un estudio de Xavi Ayén publicado en La Vanguardia. Ade- más, y tras crear una especie de ránking, de estas agencias literarias la que consiguió mayor número de galardones fue la dirigida por Carme Balcells, que ya tuvo un papel fundamental al final de la década de los sesenta

importantes las fotografías del autor y su presencia entrevistada), el acceso a Internet, y el trabajo constante y cercano con la muy necesaria figura del agente literario. Pero el problema ofrece otra dimensión aun más curiosa: la percepción distorsionada que llega a tener el autor cubano ante estos mecanismos. Sur- gen así algunos mitos que fomentan los autores dentro de Cuba, cuya breve enumeración expongo: 1) El mito del príncipe azul-concurso internacional: Muchos escritores creen que es posible ganar de un día para otro un concurso internacional por encima de

, de forma perenne» (Vallat 2009: 483), siendo esto consecuencia de la explosión comercial del libro, con la primera ley de copyright, promulgada en 1710 en Inglaterra. Esto lleva a establecer el ofi cio de agente literario ya en el siglo xix como intermediario en las re- laciones comerciales entre autor y editor, aunque su importancia y po- der dentro del ámbito industrial del libro varía en función de los países (al igual que sucede con los porcentajes de benefi cios a repartir). Si su fi - gura no es homogénea en el propio ámbito europeo, su papel en un mer

del agente literario y esto puede interpretarse como un índice de la creciente importancia de la importación dematerias primas o literatura ya elaborada hacia los mercados más consolidados del mundo. Un agente literario bien puede actuar como representante en el terreno nacional o local, pero para un scout el desdoblamiento de órdenes culturales y económicos es condiciónpara su existencia. Tanto en un caso como en el otro, la declinación dominante suele ser femenina. Algunas scouts con cierta trayectoria e importancia en lo que respecta al temade este libro son

libro como espacios de negociación cultural y económica.indd 276 18/01/2019 14:19:55 Ferias del libro: LIBER 277 Autor 4% Docente 3% Agente literario 3% Ponente 1% Asociación profesional 1% Prescriptor 1% Jornadas profesionales Además de la oferta editorial y de servicios reunidas en la zona de exposición, LIBER 2016 ofreció un intenso y elaborado programa de actividades profesionales, compuesto por 55 convocatorias LIBER, 10 convocatorias en la Zona del Autor, 29 en la Zona Digital y tres entregas de premios o presentaciones; 97 en

bailar un merengue tropical. Mientras tanto, nuestro agente literario, Carmen Balcells, reclinada sobre los pulposos cojines de un diván, se relamía revolviendo los ingredientes de este sabroso guiso literario, alimentado, con la ayuda de Fernando Tola, Jorge Herralde y Sergio Pitol, a los hambrientos peces fantásticos que en sus peceras iluminadas decoraban los muros de la habitación: Carmen Balcells parecía tener en sus manos las cuerdas que nos hacían bailar a todos como a marionetas, y nos contemplaba, quizás con admiración, quizás con hambre, quizás con una mezcla