Jump to ContentJump to Main Navigation
Show Summary Details
More options …

Pragmática Sociocultural / Sociocultural Pragmatics

Revista Internacional sobre Lingüística del Español / An International Journal of Spanish Linguistics

Ed. by Bravo, Diana

2 Issues per year

Open Access
Online
ISSN
2194-8313
See all formats and pricing
More options …

Conciencia Sociolingüística e Hispanismos en un Corpus de Novela Rosa Inglesa

Sociolinguistic awareness and Hispanicisms in a corpus of English popular romance fiction novels

María Isabel González Cruz
Published Online: 2017-10-26 | DOI: https://doi.org/10.1515/soprag-2017-0014

Resumen

Este artículo estudia desde una perspectiva sociolingüística una muestra de 14 novelas rosa inglesas que están ambientadas total o parcialmente en las islas Canarias (España). Las obras, que pertenecen a un corpus más amplio, están salpicadas, en mayor o menor medida, de palabras y expresiones en español, ya que algunos personajes son de habla hispana. El objetivo principal del trabajo es mostrar la conciencia sociolingüística de las autoras, mediante la identificación de los mecanismos que estas utilizan para recrear el contexto bilingüe de las novelas y construir la identidad lingüística de los personajes. Tras un análisis cuantitativo y cualitativo de los textos, los datos obtenidos parecen confirmar la existencia de una conciencia sociolingüística que se expresa por medio de estrategias de representación, que incluyen el uso del metalenguaje y del cambio de código. Además, con los hispanismos recopilados aquí iniciaremos las labores de elaboración de un futuro glosario, lo que nos llevará a plantearnos el posible papel de este tipo de textos como canales para la difusión internacional del vocabulario español, dado su gran número de lectores en todo el mundo.

Abstract

This paper approaches a sample of 14 English popular romance fiction novels using a sociolinguistic perspective. The texts analyzed here, which belong to a wider corpus, are totally or partially set in the Canaries. They involve interaction between Spanish- and English-speaking heroes and heroines, therefore, their discourse is sprinkled with words and expressions taken from the Spanish variety spoken in the islands. Our main aim here is to show the authors’ sociolinguistic awareness, by identifying those mechanisms which contribute to the recreation of the bilingual context and to the linguistic representation of the characters. The data obtained after a quantitative and qualitative analysis of the texts seem to confirm that the autors’ sociolinguistic awareness is revealed mainly by their resorting to a number of strategies for representation, including metadiscourse and codeswitching. The hispanicisms which occur in these texts are also helpful to begin the compilation of a glossary, which makes us ponder upon the role this type of texts might play as possible channels for the international spread of Spanish vocabulary among their wide readership.

Palabras Clave: Conciencia (socio)lingüística; hispanismos en lengua inglesa; cambio de código inglés/español; metadiscurso; sociolingüística

Keywords: Language awareness; Hispanicisms in English; English/Spanish codeswitching; metadiscourse; sociolinguistics

1. Introducción

Este artículo ofrece una aproximación sociolingüística a 14 novelas rosa inglesas que están ambientadas total o parcialmente en las Islas Canarias (España). Todas ellas pertenecen a un corpus más amplio de textos que se están recopilando y estudiando para el Proyecto de Investigación FFI2014-53962-P Discursos, género e identidad en un corpus de novela rosa inglesa ambientada en Canarias y otras islas atlánticas. 1 Se trata de obras totalmente representativas de la denostada novela rosa, pues siguen su patrón característico, es decir, cuentan historias centradas en el amor y en la pareja que siempre acaban con final feliz. Un rasgo fundamental de las novelas del corpus es que sus argumentos incluyen un viaje y una estancia en una o varias islas atlánticas, especialmente Canarias y, en menor medida, otras islas como Madeira. A pesar de su aparente frivolidad, esta peculiaridad permite que los textos sean analizados desde una variedad de enfoques, como ya sugiere el título del Proyecto. A menudo, la pareja protagonista es mixta, es decir, el héroe es de origen hispano o bien un inglés con lazos familiares en las islas, mientras que la protagonista femenina es siempre una súbdita británica que, por distintos motivos, visita o se traslada a vivir a una de estas islas paradisiacas, pero también remotas y con tradiciones culturales muy diferentes, lo que se aprecia sobre todo en las obras publicadas a finales de los 50, 60 y 70. Por todo ello, tanto el narrador como los personajes suelen ser conscientes de estar inmersos en una situación de contacto sociocultural y lingüístico, lo cual favorece el análisis de temas como la identidad y la alteridad o visión del Otro, la interacción y el contraste intercultural, o bien el discurso del paraíso (González-Cruz 2015). Además, es posible el estudio de fenómenos típicos de las situaciones de contacto de lenguas, pues los textos aparecen salpicados de hispanismos (o en su caso, portuguesismos). Estos aspectos se suman al enfoque más habitual desde el que estas obras han sido abordadas, el de los estudios de género y del feminismo, perspectiva que también se incluye en el análisis interdisciplinar que se está realizando en el marco del proyecto FFI2014-53962-P.

En este trabajo los objetivos concretos que perseguimos son los siguientes:

  1. Mostrar la conciencia sociolingüística de las autoras describiendo los mecanismos o estrategias a las que estas recurren para recrear el ambiente bilingüe de las novelas, a saber, el empleo de metalenguaje, mediante la inclusión de referencias metalingüísticas y la representación ortográfica del habla de los personajes, y el uso de hispanismos.

  2. Presentar el cambio de código como recurso sociolingüístico en los textos, describiendo brevemente las pautas generales que las autoras suelen seguir en su utilización.

  3. Iniciar la elaboración de un glosario con los hispanismos que aparecen en las novelas, con el fin de estudiar en una futura etapa su tipología, su frecuencia de uso y sus patrones de utilización (categoría gramatical, áreas temáticas o campos semánticos a los que pertenecen, etc.).

El artículo se organiza como sigue. Tras la introducción, presentamos el marco teórico en el que nos basamos, definiendo primero el concepto de “conciencia sociolingüística” y mencionando algunos trabajos que lo han abordado, para luego hablar de las manifestaciones de este fenómeno que suelen darse en el ámbito literario. Estas manifestaciones tienen que ver con el uso del metalenguaje y el cambio de código. Completaremos el marco teórico delimitando estos campos de estudio y comentando algunos trabajos relacionados. El tercer apartado describe brevemente la metodología y la muestra seleccionada para la investigación y, en el cuarto, ofrecemos los datos obtenidos y las implicaciones que se derivan del estudio. Tras las conclusiones y las referencias hay dos apéndices, uno con todos los hispanismos utilizados en las novelas y el otro con aquellas palabras españolas que aparecen en los textos y que ya están recogidas en el Shorter Oxford English Dictionary on Historical Principles (2007) (en adelante, SOEDHP).

Como veremos, los datos aportados evidencian la conciencia sociolingüística que se transmite por medio del narrador y de los personajes, revelando así el papel de los recursos sociolingüísticos en los textos. Por último, la recopilación de los hispanismos insertados en el discurso en lengua inglesa de estas obras nos ha animado a comenzar la elaboración de un glosario, lo que a su vez nos lleva a planteamos la posibilidad de que este tipo de obras puedan funcionar como canales para la difusión internacional de vocabulario español entre su numeroso público lector.

2. La conciencia sociolingüística: concepto y antecedentes

La idea específica de una conciencia sociolingüística se deriva, lógicamente, del concepto de conciencia lingüística. En esta sección, tras definirla brevemente, haremos referencia a algunos trabajos que la han estudiado en distintos ámbitos.

2.1 Aproximación al concepto de conciencia sociolingüística

En su sitio web (http://www.languageawareness.org) la Association for Language Awareness describe el concepto de conciencia lingüística (en inglés language awareness) como el conocimiento explícito acerca del lenguaje, así como la percepción consciente y la sensibilidad que todo hablante tiene o debería tener en cuanto a la enseñanza y el aprendizaje y uso de la lengua. Carter (2003, p. 64) la define como la habilidad para entender las distintas formas y funciones del lenguaje. El concepto equivale también a una cierta capacidad de reflexión sobre la lengua y se concibe “como conocimiento de la facultad humana del lenguaje y del papel que desempeñan los usos lingüísticos en la construcción del pensamiento, en el aprendizaje cultural y en la vida social” (Lomas, 2007, p.7). También puede entenderse como conciencia del poder y control que pueden ejercerse a través del lenguaje, así como de las intrincadas relaciones que existen entre la lengua y la cultura (Van Lier, 1995).

Más específicamente, aquí nos interesa abordar este concepto desde la perspectiva de la sociolingüística, disciplina que, como es sabido, se ocupa del estudio del lenguaje “como fenómeno social y cultural, estudiando las relaciones entre la lengua y la sociedad” (Trudgill y Hernández-Campoy, 2007, p. 289) y de todos los aspectos sociales que influyen en el uso de la lengua, tales como las normas culturales y el contexto que rodea a los hablantes. Esta conciencia sociolingüística tiene que ver, por tanto, con la percepción de la diversidad lingüística y cultural, así como con la valoración social de la lengua, la cultura y la identidad en contextos interculturales. Algunos investigadores, siguiendo el término reflexivity, propuesto por Lyons (1977), prefieren hablar de reflexividad sociolingüística (Muñoz Cruz, 2010; Cruz Ignacio, 2014), que definen como un mecanismo de la comunicación lingüística que se expresa a través de representaciones cognitivas, evaluaciones y descripciones de los recursos lingüísticos y socioculturales de los hablantes (Muñoz Cruz, 2010). Como veremos, todo ello se aprecia en los comentarios, descripciones y representaciones de las lenguas que aparecen en las obras.

2.1.1 Estudios sobre la conciencia (socio)lingüística

Fue Hawkins (1984) quien aportó los cimientos para el desarrollo del campo de estudios sobre la conciencia lingüística, que se emplea tanto dentro de la enseñanza de lenguas (James y Garret, 1992; Lasagabaster y Sierra, 2001; Cots et al., 2007) como en estudios sociolingüísticos sobre el uso de ciertas formas lingüísticas (Marcet Rodríguez y Aijón Oliva, 2003) o de variedades lingüísticas (García Gil, 2009; Kubarth, 1986; Raya Castillo, 1982). Hay varios trabajos que merecen ser mencionados. Así, Bahner (1966) ofrece el primer estudio sistemático sobre el nacimiento de una conciencia lingüística en España durante los siglos XVI y XVII, considerando las teorías de los humanistas españoles del Siglo de Oro. La historia de la formación de esa conciencia, concluye este autor, está en estrecha relación con la cuestión del origen de la lengua, que, a su vez, presenta lazos de unión con las corrientes más importantes de la literatura española de esa época, en tanto que muchos poetas e historiadores coinciden no solo en diversos puntos de sus producciones sino también en sus opiniones sobre el origen de la lengua castellana (Bahner, 1966, pp.147-165). Otro monográfico relevante en el mundo hispánico es el editado por Martinell Gifre y Cruz Piñol (1996), donde se analizan los testimonios de todo tipo de relatos de viaje relativos al encuentro con hablantes de otras lenguas y se perfila el desarrollo de una conciencia lingüística en Europa entre los siglos XII y XVIII. En otro volumen (Martinell Gifre et al., 2000) se recopila el corpus de testimonios con todos los comentarios sobre “situaciones de incomunicación a causa de la diferencia de lenguas”, alusiones al hecho de que la comunicación sí fue posible, los recursos para conseguirla, así como la reproducción de palabras en la lengua extraña y su traducción.

Por otro lado, son numerosos los autores que han aplicado una perspectiva sociolingüística al análisis literario, como sugirió Fowler (1981, p. 21), y estudian la caracterización social de los personajes junto a la representación ortográfica de su habla. Innumerables escritores de renombre de la literatura en lengua inglesa han incluido formas dialectales en sus obras, 2 recurriendo a la proyección del habla con un acento extranjero con fines humorísticos o satíricos (Gardner-Chloros y Weston, 2015a, p.186). 3 Muchos son también los investigadores contemporáneos que han examinado el empleo de dialectos del inglés y de lenguas extranjeras en obras literarias, así como la caracterización sociolingüística de los personajes (Canonica de Rochemonteix, 1994; Fennel y Bennett, 1991; Galván Reula, 1983; Hewitt, 1992; Montes-Granado, 1990, 2012; Sarangi, 2005, entre otros). Más recientemente, Lillis (2013) aborda lo que denomina la “sociolingüística de la escritura”, que concibe como una práctica social cotidiana, dinámica y multimodal. 4 Todos estos trabajos prueban la validez de la aplicación de conceptos sociolingüísticos al análisis literario y al estudio de todo tipo de textos, y ayudan a entender la lengua como una herramienta crucial que tiene que ver con todos los aspectos centrales de la vida, desde el pensamiento y el aprendizaje en general a las relaciones sociales.

2.1.2 Sobre el metalenguaje o metadiscurso

Si bien fue Hjemslev (1971) quien adoptó para la lingüística el término metalenguaje, la idea de la función metalingüística del lenguaje procede de los trabajos de Jakobson, que la aplica al discurso que se centra en el código, es decir, al uso del lenguaje para hablar sobre el lenguaje. A finales de los 80, se adopta una visión más social que investiga cómo todo emisor (hablante/escritor) se proyecta en su discurso (oral/escrito) para interactuar con los receptores (Loureda, 2009). Se llega así a lo que se llama metadiscurso, término que hace referencia al intento de un hablante o escritor de guiar a los receptores en la percepción de su mensaje (Hyland, 2005) y cubre una variedad de fenómenos 5 que demuestran la naturaleza fundamentalmente interaccional de todo texto. Aunque no parece haber consenso para definirlo, Hyland (2005, p. 17) describe el metadiscurso como “writer’s awareness of the reader and his or her need for elaboration, clarification, guidance and interaction”.

Obviamente, toda reflexión metalingüística ayuda a “identificar el estrecho vínculo entre las formas lingüísticas y las funciones comunicativas del lenguaje” (Lomas, 2007, p. 7). Esta idea se ajusta al propósito de nuestra investigación, que no es otro que mostrar cómo estas novelas incluyen comentarios metalingüísticos para presentar “trozos de lenguaje” (Loureda, 2009, p. 217) y observar cómo se representa el contexto bilingüe. Y es que la literatura no solo suele ofrecer representaciones de la lengua, sino que, “por su índole, consiste en la representación de lenguaje en uso” (Reyes, 2002, p. 58). Ejemplo de ello fue el trabajo pionero de Page (1988), que abordó la naturaleza y la función de los diálogos en la ficción y su relación con el habla. Más recientemente, Culpeper (2014) prueba cómo las palabras de un texto crean una impresión del personaje en la mente del lector, destacando así la importante relación del lenguaje con la caracterización.

2.1.3 En torno al cambio de código y el uso de hispanismos

La alternancia lingüística o cambio de código (en adelante, CdC) consiste en el uso alternante de dos o más lenguas dentro del mismo discurso, ya sea a nivel léxico o sintáctico (Gardner-Chloros, 2009; Heller, 1988; Milroy y Muysken, 1995, entre otros). Este fenómeno sociolingüístico, que no fue reconocido ni estudiado hasta los años 60, ha pasado de ser considerado una mezcla caótica que indicaba cierta confusión mental del hablante bilingüe a ser valorado como un comportamiento sociolingüístico digno de ser investigado y que más bien refleja una gran habilidad para manipular dos sistemas lingüísticos con diversos fines comunicativos (Hess, 1996, p. 5; Bullock y Toribio, 2009, p. 4) que además permite a los hablantes bilingües “realizar actividades de imagen y de cortesía en sus interacciones verbales” Dumitrescu, 2014, p. 27). De hecho, el estudio del CdC como recurso literario ha experimentado un creciente interés en las últimas décadas (cf. Gardner-Chloros y Weston, 2015a, 2015b). 6

Por su reconocida capacidad para expresar significado social, discursivo y referencial (Heller, 1988, p. 2) el CdC es un recurso narrativo útil que da a la escritura lo que en inglés se denomina “local colour”, creando simbólicamente “a sense of place” (Gardner-Chloros, 2010, p. 507). Muchos investigadores (Callahan, 2004; Montes-Alcalá, 2015; Müller, 2015; Sebba, 2000; Sebba et al., 2012, entre otros) han demostrado que los escritores lo usan como apoyo para resaltar la representación de los personajes (Jonsson, 2010, p. 1309), como estrategia creativa para mostrar la identidad (Cortés-Conde y Boxer, 2002, p. 137), indicar una cultura compartida o bien para crearla (Heller, 1988, pp. 270-71). Según Traugott y Pratt (1980, p. 383), cambiar de una lengua a otra también puede expresar actitudes, idea que guarda relación con la teoría de la acomodación lingüística, que explica que, en ciertas situaciones, los hablantes pueden acomodar o ajustar su forma de hablar para aumentar la inteligibilidad o para ser percibidos de manera más favorable o similar a los oyentes (Giles y Powesland, 1997, pp. 233-4). En definitiva, como señala Jackson (2014, p. 142), “language may be used as an identity marker to either draw us closer to or further apart from individuals with a different linguistic and cultural background”.

Como veremos en el siguiente epígrafe, las novelas del corpus poseen un gran potencial para el análisis de todos los aspectos aquí mencionados. Además, el uso frecuente de préstamos del español (palabras, expresiones idiomáticas y, en menor medida, frases) constituye una de las estrategias que más llama la atención del lector, por lo que su análisis nos resulta sumamente interesante, si bien hay que decir que estas formas no necesariamente reflejan el uso lingüístico real, debido a los límites que la literatura impone al realismo lingüístico. 7

3. El estudio: metodología y descripción del corpus

En esta sección, describiremos brevemente la metodología y las novelas objeto de análisis, antes de centrarnos en la presentación y discusión de los datos obtenidos en nuestro estudio. En cuanto a la metodología, el trabajo comenzó con la lectura minuciosa de los textos para la recopilación manual de los datos. Posteriormente, se están digitalizando con vistas a su registro en una base de datos, lo que permitirá estudios más específicos y exhaustivos.

En lo que respecta a la muestra seleccionada para este artículo hay que decir que, al igual que el resto del corpus recopilado para el proyecto FFI2014-53962-P, pertenece a las denominadas popular romance fiction novels o novelas rosa. Este subgénero literario, que siempre ha estado doblemente estigmatizado por su condición de literatura popular y femenina (Sánchez-Palencia, 1997), sigue contando con un numeroso público lector y ventas millonarias en todo el mundo. Últimamente han surgido nuevas investigaciones que han abordado este tipo de textos con mayor rigor y sin los prejuicios que caracterizaban los análisis anteriores (Vivanco, 2011). Las novelas que aquí estudiamos aparecieron entre 1958 y 1994 (cf. sección 6.1).

4. Análisis y discusión de resultados

La lectura de las novelas seleccionadas revela el uso de tres estrategias principales que evidencian la conciencia sociolingüística de las autoras. Son (1) la inclusión de referencias metalingüísticas (con comentarios acerca de la lengua o lenguas que se hablan y las habilidades o dificultades lingüísticas de los personajes), (2) la representación de la forma de hablar de algunos de estos personajes y (3) el CdC con el uso de hispanismos. Por su naturaleza, las dos primeras pueden englobarse dentro de lo que se denomina metadiscurso o metalenguaje (Hyland, 2005; Loureda, 2009).

Un análisis cuantitativo de las estrategias sociolingüísticas utilizadas por las autoras desvela el relevante papel que estas desempeñan en las novelas. Las más frecuentes son el cambio de código, con el empleo de un gran número de hispanismos diferentes, sobre todo palabras, expresiones idiomáticas y, en menor medida, frases y, en segundo lugar, los comentarios metalingüísticos. A continuación, nos centraremos en el estudio cualitativo, describiendo estas estrategias antes de aportar en la Tabla 1 una panorámica general de la frecuencia de uso de cada una de ellas. Además de ofrecer ejemplos de las distintas estrategias identificadas en los textos, incluiremos también aquí en una última sección algunas reflexiones acerca de las implicaciones de este trabajo.

Tabla 1:

Distribución cuantitativa de las estrategias sociolingüísticas en las 14 novelas.

4.1 El metalenguaje

Como ya hemos señalado, son dos las manifestaciones de lo metalingüístico que hemos encontrado en los textos, a saber, referencias metalingüísticas (comentarios acerca del lenguaje) y casos concretos de representación ortográfica del habla.

4.1.1 Referencias metalingüísticas

Se observan dos tipos de comentarios lingüísticos que suelen ser emitidos por el narrador o por boca de los protagonistas. Uno consiste en mencionar el hecho de que se está hablando o hay que hablar en una lengua determinada; o bien en comentar los rasgos o la traducción de las palabras de esa lengua, así como expresar interés o preocupación por aprenderla. Veamos algunos ejemplos:

(1)

‘How is this so?’ Lucia demanded, addressing her brother-in-law in Spanish (MacLeod, 1982, p. 46).

(2)

‘What does querida mean?’ she asked him shyly (Corrie 1980, p. 190).

(3)

Eve was only too aware of her own limitations and determined to take steps to achieve at least a fair grasp of the language before she returned in August for the wedding (Thorpe, 1973, p. 126).

(4)

‘What the devil?’ His Spanish voice was loud and angry (May, 1988, p. 5).

(5)

The conversation had been carried out in a mixture of Spanish and English, for Lucie had by now grasped a few more phrases and the housekeeper had picked up a smattering of English (Danbury, 1973, p. 126).

(6)

All of them spoke enough English to make themselves understood, but kept forgetting the necessity and breaking into their own language, taxing Eve’s scanty vocabulary to the full (Thorpe, 1973, p. 102).

(7)

There was a sudden burst of Spanish, rapid, bouncing back and forth between the two (Jameson, 1987, p. 70).

(8)

In laboured Spanish with a few English words here and there, she explained the position […] ‘I see I shall have to learn Spanish fast …’ (Danbury, 1973, pp. 45-46).

(9)

With the help of José she was beginning to learn Spanish, although Dane teased her that she would have a Canarian accent (Wentworth, 1984, p. 132).

(10)

He spoke Spanish with the typical sing-song accent of a Canarian, and yet he hadn’t looked a typical Spaniard (Mayo, 1988, p. 5).

Los comentarios sobre el acento de los personajes locales no solo tienen que ver con las características de su lengua materna, el español canario, sino también con su pronunciación al expresarse en inglés. Así lo vemos en los siguientes ejemplos:

(11)

Although most of the Islanders she had met spoke English, their intonations proved that it was not their native language (Corrie, 1980, p. 175).

(12)

‘Your last night? That will be perfect.’ The extravagant rrr’s were rolling around again (Oldfield, 1986, p. 62).

A veces los personajes hacen reflexiones que demuestran su sensibilidad con el entorno hispanohablante, o bien reflejan sus ideas acerca del bilingüismo, ya sea sus ventajas y aspectos positivos como los problemas que pueden surgir en la comunicación interlingüística. Todo ello puede apreciarse en las citas siguientes:

(13)

‘I’ll take a night course before I come back in August,’ she said ruefully in the car going back to the villa. ‘Then at least I’ll be able to talk to the wedding guests, and know what they’re saying. After all, I can’t expect everyone to learn English just for my benefit – not in their own country’ (Thorpe, 1973, pp. 102-3).

(14)

‘Jessica and Daniel can learn Spanish at the same time […] It might be a good thing if they grew up really bilingual’ […] She began to learn a few Spanish words from Señora Matana and even more from Jessica, who was beginning to fancy herself as a linguist (Danbury, 1973, p. 85; p. 104).

(15)

It was easy to mislead when using a language foreign to one (Thorpe, 1973, p. 7).

El otro tipo de comentario lingüístico es el que destaca las habilidades o dificultades de los personajes para expresarse en la otra lengua. Surge con cierta frecuencia en los encuentros entre personajes de distintas hablas, como vemos abajo:

(16)

… she had no more than a smattering of Spanish and the other woman’s English was difficult to follow (Danbury, 1973, p. 7).

(17)

‘You will enjoy the hacienda once you have got used to us […] and soon all our errors with your difficult English language will be swept away’ (MacLeod, 1982, pp. 49-50).

(18)

Felicity had been attempting to master the language ever since she had accepted her uncle’s invitation, but she found it difficult to follow the swift flow of the present conversation (Airlie, 1958, p. 12).

(19)

His English was as perfect as Alejandro’s (Mayo, 1994, p. 100).

(20)

The stranger gave his order, speaking, to Lisa’s surprise, in fluent Spanish. Had she been wrong about his nationality? (Peake, 1983, p. 13).

(21)

A guide […] from a tourist coach was explaining the formation of the cave. ‘It was’ she said in excellent English, ‘formed by a hollow tube of lava which ran into the sea’ (Peake, 1983, pp. 71-72).

(22)

‘I’m impressed by your English, Lucía. I wish my Spanish were as good’ (Jameson, 1987, pp. 69-70).

4.1.2 Representación del habla

Las autoras de las novelas no solo describen los rasgos del habla de los personajes o comentan aspectos de su pronunciación. En muchos casos también recurren a la ortografía como medio de representación de la pronunciación o de rasgos morfosintácticos no estándares, ya sea del inglés de algún personaje angloparlante o del inglés como L2 o lengua extranjera de algunos isleños. Así lo vemos abajo en los ejemplos (23) al (28), que muestran los errores gramaticales o de pronunciación de algunos personajes canarios al expresarse en inglés. Estos casi siempre son sirvientes y sus errores contribuyen a caracterizarlos socialmente:

(23)

‘She say nothing. I thought maybe she go back to England. […] She speak of him plenty but she not in love’ (Mayo, 1988, p. 148).

(24)

‘Sí,’ the boy nodded. ‘My Engleesh it ees not very good, but I see your – er – hermana. Comprende usted?’ (Mayo, 1994, p. 118).

(25)

‘You do not know Canary Islands a long time?’ (Danbury, 1973, p. 6).

(26)

‘He has ask me to see that you get them very soon’ (Airlie, 1958, p. 153).

(27)

‘An-thea? Shall I taking to your room now?’ (Jameson, 1987, p. 70).

(28)

‘I will do as you have tell me’ (Airlie, 1958, p. 154).

Otras veces se reproduce literalmente lo dicho por un personaje, es decir, se recurre al estilo directo, con lo que la función que desempeñan los hispanismos es la de citar. Por ejemplo:

(29)

Maravilloso, maravilloso,’ she said (Mayo, 1994, p. 36).

(30)

‘Buenas tardes,’ he greeted her.‘Yo le sigo’ (MacLeod, 1982, p. 16).

(31)

Te quiero mucho, Philip!’ she sighed (Airlie, 1958, p. 49).

(32)

Gracias señora,’ murmured Lucie.‘Muchas gracias.’ (Danbury, 1973, p. 50).

(33)

‘Buenos días,’ she replied quietly (Mayo, 1994, p. 148).

4.2 Cambio de código: el uso de hispanismos

Como ya indicamos, los hispanismos que se insertan en los textos son mayormente palabras y expresiones idiomáticas y, en menor medida, frases. Dado que las novelas están dirigidas a lectores mayoritariamente monolingües, resulta lógico que el cambio de código más frecuente sea el Tipo 1, según la conocida clasificación de Lipski (1982), también denominado emblemático (Poplack, 1980, 1981), que suele darse entre personas que dominan poco la otra lengua. Es decir, se trata de textos escritos principalmente en inglés con palabras o expresiones aisladas en español, que sirven como marcadores étnicos y culturales y no son parte de una gramática bilingüe integrada (Lipski, 1982: 195). En las novelas analizadas no hemos encontrado ningún ejemplo de CdC intraoracional, o Tipo III, que es el que indica un grado muy alto de integración de la gramática bilingüe, puesto que los cambios de lengua se producen dentro de las oraciones. Ocasionalmente, sí hemos detectado algunos casos de CdC del Tipo II, que es el que se da entre los límites de las oraciones o sintagmas y que Lipski describe como “intersentential code switches”. En este Tipo II encontramos segmentos completos identificables como frases o expresiones escritas en solo una de las dos lenguas, como en los ejemplos siguientes:

(34)

Buenas noches everyone! Velocidad moderada, Ramón!’ (MacLeod, 1982, p. 134)

(35)

Yo comprendo! It is a good thing, is it not, to laugh together and be happy?’ (MacLeod, 1982, p. 111)

(36)

‘Te quiero’. This time she was the one to murmur those wonderful Spanish words (Lane, 1978, p. 185)

(37)

‘ … it will be of no consequence either way. Buenas noches, Cathy. Lo siento mucho!’ (MacLeod, 1982, p. 113)

(38)

‘Tanya, this is my son, Manolo. Manolo, esta es la señora de quien te hablé.’ The boy frowned. ‘No comprendo, Papá.’ (Mayo, 1994, p. 87)

(39)

‘Tomorrow the fiesta. Adiós, chica!’ (Thorpe, 1973, p. 87)

Por otra parte, los hispanismos parecen cumplir distintas funciones comunicativas en el discurso en lengua inglesa. 8 Obviamente, en algunos casos la inclusión de esas voces responde a la necesidad de referirse a objetos o conceptos que no cuentan con un equivalente adecuado en inglés. Esta función predominantemente referencial es la que cumplen los hispanismos en los ejemplos siguientes:

(40)

He examined the peseta notes (Danbury, 1973, p. 7).

(41)

‘What shall I play for you, senoritas? A fandango or a gay sardana?’ (MacLeod, 1982, p. 82).

(42)

Sangria, please’ (Oldfield, 1986, p. 72).

(43)

He ordered a fino (MacLeod, 1982, p. 40).

(44)

They watched flamenco dancers (Britt, 1977, p. 41).

(45)

… a cruel man, a sadist, a retired torero (Lane, 1978, p. 87).

(46)

‘ … take him to see the eleccion de la reina infantil’ (Mayo, 1994, p. 77).

(47)

Julio has Guanche blood’ (Airlie, 1958, p. 41).

(48)

‘So many tourists go to Santa Cruz just for the coso’ (Mayo, 1994, p. 84).

Sin embargo, otras veces el empleo de hispanismos parece deberse más bien a motivaciones de índole pragmática, pues aparentemente no hay una necesidad referencial para usarlos y se podría haber recurrido a una palabra inglesa. No siempre resulta fácil identificar las razones que explican el uso de un hispanismo; como ya apuntó Gardner-Chloros (1991, p. 190), los motivos por los que los hablantes cambian de lengua o de variedad lingüística incluyen varias capas o niveles que los investigadores intentan desentrañar. Lo que sí está claro es lo que señaló Page (1988, p. 1) al escribir “every work of literature possesses in every word that composes it a selective and purposive nature.” En esta misma línea, Nash (1990, p. 48) mencionaba “a recurrent striving after effect in the lexicon of thrillers and romantic fiction”. Esa búsqueda de efecto parece estar detrás del uso de muchos hispanismos, como se intuye en los casos siguientes:

(49)

‘We are invited to the fiesta’, she announced. (Airlie, 1958, p. 79).

(50)

… the shaded end of the patio outside the salon windows … (MacLeod, 1982, p. 66).

(51)

… bottles of cheap Spanish vino in the fridge … (Oldfield, 1986, p. 67).

(52)

… she saw the whole narrow barranco lying at her feet. (MacLeod, 1982, p. 174).

(53)

… asking your sister to become my novia. (Thorpe, 1973, p. 26).

(54)

‘She is her true nieta, full of spirit … ’ (MacLeod, 1982, p. 62).

(55)

… to be at the hacienda when Señor Perez arrived. (Airlie, 1958, p. 60).

(56)

‘Lucia is my madrastra.’ (MacLeod, 1982, p. 33).

(57)

‘to see our carnaval […] What do you think of my handsome sobrino?’ (Mayo, 1994, p. 84).

(58)

‘ … your wife and the children at the Playa’, she explained … (Airlie, 1958, p.22).

(59)

… escorted them both to the white-walled comedor. (Thorpe, 1973, p. 32).

(60)

Don Jaime had gone off to the Rastro early to make some important purchases from one of the galerías. (MacLeod, 1982, p. 42).

Aunque algunos de los hispanismos recopilados son préstamos léxicos, ya integrados en los registros lexicográficos de la lengua inglesa y relativamente conocidos por los anglohablantes, observamos también que, con frecuencia, se trata de nonce borrowings (Poplack et al., 1988), es decir, préstamos espontáneos que los hablantes bilingües solo usan puntualmente y que no están integrados en el idioma. En las novelas, sorprende, además, comprobar que, a menudo, este tipo de préstamos se insertan en el discurso inglés sin que se aporte una traducción o explicación de su significado. Algunas excepciones son las siguientes:

(61)

Zafra – that is the tomato season – is from late October to the end of April. (Mayo, 1994, p. 83).

(62)

… a typical Canary instrument which Joel said was called a timple. (Danbury, 1973, p. 115).

(63)

‘They are, I’m told, called malpaís, that is, modern lava zone.’ (Peake, 1983, p. 71).

(64)

‘You will not have met Madre – my mother.’ (Thorpe, 1973, p. 26).

Generalmente, todos estos préstamos suelen marcarse tipográficamente con cursiva o comillas, aunque a veces se omite cualquier indicación de la naturaleza foránea de la palabra o expresión usada (cf. peseta, Señor, Don, Rastro, Madre, en ejemplos 40, 55, 60 y 64). En ocasiones se emplean con su grafía correcta en español, pero otras veces no (mañana / manhana / manana; adiós /adios).

Por último, en la Tabla 1 ofrecemos un resumen cuantitativo de la presencia de cada una de las estrategias descritas en las novelas. En general, se observa que en los textos que cuentan con una pareja mixta como protagonistas las autoras (señaladas con *) tienden a incluir un mayor número de estrategias, aunque hay excepciones.

4.3 Implicaciones del estudio

Las estrategias arriba descritas parecen utilizarse con fines diversos, ya sea para resaltar el hecho de que la historia narrada se desarrolla en un contexto bilingüe y bicultural que las autoras pretenden recrear, así como para dar color local, caracterizar a los personajes y destacar las diferencias sociolingüísticas entre ellos, dado que algunos dominan las dos lenguas y otros no. Hay, no obstante, otros aspectos de interés que surgen del estudio de estas novelas. Así, de los comentarios metalingüísticos hay que decir que, tal y como explica Loureda (2009, pp. 325-26), “no son intrascendentes, pues pueden influir indirectamente en el comportamiento lingüístico”; de hecho, según este mismo autor, “los juicios que emiten los hablantes sobre su hablar, el hablar de los demás, sobre los usos de una unidad léxica o sobre cualquier otro aspecto del lenguaje, pueden conllevar cambios en la lengua”. En este caso, los cambios tienen que ver con la posible incorporación de los préstamos usados en los textos al repertorio léxico de los lectores. Ya Mackey (1993, p. 57) resaltó cómo los escritores multilingües pueden promover cambios lingüísticos y también culturales, al introducir en sus obras términos y conceptos de otras lenguas, en un proceso muy similar al de los préstamos lingüísticos. Y tras examinar la producción literaria de escritores bilingües del siglo XX, concluye: “far from impoverishing the literatures and languages to which they contribute, they are much more likely to enrich them” (Mackey, 1993, p. 61).

Todo ello invita al estudio de asuntos como la frecuencia de aparición de ciertas palabras y la identificación de los ámbitos temáticos a los que pertenecen. Tras desarrollar una técnica para analizar los factores que determinan la mayor o menor facilidad con que las palabras de una lengua son adoptadas por otra, Van Hout y Muysken (1994, p. 401) defienden la siguiente jerarquía de accesibilidad al préstamo:

Nouns – adjectives – verbs – prepositions – coordinating conjuctions – quantifiers – determiners – free pronouns – clitic pronouns – subordinating conjunctions

Los datos aportados en la Tabla 1 confirman que muchos de los hispanismos usados en las obras son sustantivos que desempeñan una función referencial, algo esperable pues, como indicó Romaine (1989, p. 55), “when moving to a new setting speakers will encounter a variety of things which are specific to the new environment or culture and will adopt readily available words from the local language to describe them”. Esto ocurre, sin duda, con los personajes de habla inglesa de nuestras novelas al visitar Canarias. En general, estas obras parecen demostrar lo ya apuntado por autores como Braunmüller y House (2009) o Thomason (2010), es decir, que las situaciones de contacto de lenguas no se dan solamente en la comunicación oral, cara a cara, sino que también pueden producirse, y tener consecuencias, mediante el contacto no personal, a través de textos escritos. Por ello, en palabras de Braunmüller y House (2009, pp. 1-9), “lexical borrowing […] can occur through book reading and learning by writers, teachers, students, who then pass on the new items to other people through other written texts”. 9

En cuanto a la consolidación de los préstamos mediante su inclusión en los registros lexicográficos de la lengua inglesa, Silva-Corvalán (1989, p. 174) señaló que es difícil predecir el destino de las interferencias de otras lenguas, pues son muchos los factores intra- y extralingüísticos que intervienen en el proceso de difusión de las innovaciones léxicas. Según Hoffer (2002, p. 18), cuando una palabra extranjera entra en una lengua, puede permanecer en uso durante siglos, o bien solo durante un tiempo y luego caer en desuso. Normalmente suelen pasar 25 años de uso activo antes de que esa palabra extranjera sea incluida en un diccionario prestigioso, algo que ya ha ocurrido con algunos hispanismos que aparecen en las novelas (cf. Apéndice 2 10).

Por último, sobre los campos semánticos, Rodríguez González (1996, p. 6) señala que los hispanismos más habituales en la lengua inglesa tienen que ver con los estereotipos de todo lo típicamente español: siesta, fiesta, flamenco, torero, señorita, etc. y guardan relación con el folclore y el mundo del ocio, por lo que suelen tener connotaciones de menor prestigio e incluso podrían resultar cómicas. Este no parece ser el caso de todos los hispanismos que se filtran en las novelas (cf. Apéndice 1), aunque habría que profundizar en el asunto.

5. Conclusiones

Con todo lo dicho hasta ahora y con los datos aportados, podemos confirmar nuestra tesis principal en este trabajo, además de justificar nuestro enfoque sociolingüístico al analizar las novelas. Las estrategias descritas (comentarios metalingüísticos, representación ortográfica del habla y uso de hispanismos) consiguen dar color local a los textos, así como caracterizar a los personajes, destacando las diferencias sociolingüísticas entre ellos, al tiempo que resaltan el hecho de que la historia narrada se desarrolla en un contexto bilingüe y bicultural que se pretende recrear. Dichas estrategias, por tanto, evidencian la conciencia sociolingüística que las autoras transmiten por medio del narrador y de los protagonistas. Por otro lado, con nuestro estudio hemos iniciado la elaboración de un glosario con los hispanismos que aparecen en los textos y que podrá ser ampliado en el futuro (cf. Apéndices). Este glosario parece sugerir que este tipo de obras podrían desempeñar un papel importante como vías para la difusión internacional de vocabulario español, por su gran número de lectores en todo el mundo. Si bien contamos con el testimonio oral mencionado en la nota 9, lógicamente la difusión real solo podría comprobarse empíricamente, con un estudio que recogiese datos concretos entre el público lector.

Quedan, además, otras cuestiones de interés que convendría considerar en futuros trabajos. Así, estos textos pueden seguir siendo explotados desde la perspectiva sociolingüística y pragmática con el análisis de las distintas funciones comunicativas que desempeñan los hispanismos en el discurso en lengua inglesa. Cabría incluso estudiar su frecuencia de uso, los ámbitos temáticos más proclives a la utilización de hispanismos y rastrear su posible incorporación a los registros lexicográficos ingleses.

APÉNDICE 1: Hispanismos [tal y como aparecen] en los textos

160 palabras: abuela; abuelo; adelante; adiós; adobe; amada; amiga; amigo; árbitro; arenisca; autopista; avenida-s; bacalao; barranco-s; baúl; bien; bodega; bodegón; bolero-s; bonito; botánico; cabaña; cabrilla; calamares; canalla; canario; caña; carnaval; carretas; chica; chiquirritica; chiquita; chiripa; clínico; cocido; comedor; comparsas; conquistador; coso; costa; cuñada; delicada; Dios; drago; dueña; enamorada; entrar; entremeses; escudo; fandango; favorita; feria-s; fiesta-s; finca-s; fino; flamenco; galerías; gambas; gazpacho; gracias; Guanche-s; guapa; hacienda; hidalgo; inglesa; jacarandas; jameo-s; levante; limonada; loco; macho; madrastra; madre; madrileña; madrileños; majas; majordomo; malpaís; manta; mantilla; mañana; maravilloso; mariscos; Marqués; Marquesa; matador; medianoche; médico-s; merienda; mesones; mimosa; mirador; muchacha; murgas; niebla; nieta; niña; novia; novio; observatorio; padre; paella; partida; patio; papa; parador; patio-s; pensión; peón; pequeña; pesetas; picador; pique; playa; plaza-s; policía; poncho; poyos; puerto; pulpitos; querida; quinta; rastro; recital; reja; rondallas; sala; salón; sangría; santa; sardana; señor; señora; señorita; señorito; serrano; sí; sierras; siesta; silbo; sombrero-s; supermercado; tanga; tapas; tascas; teléfono; tía; timple; tinto; tío; torero; tortilla; traje; trío; tristeza; velo; vino; viñas; vista; zafra

66 sintagmas: adios, chica; amada mía; amor mío; avenida de Jose Antonio; avenida maritima; bienvenida señorita; buenas noches, madrastra; buenas noches; buenas noches, amor mío; buenas noches, señorita; buenas noches, mi corazón; buenas tardes; buenos días; buenos días, señora; café con leche; calle Verde; calle del Castillo; canto jondo; carta blanca; chica mía; con leche; don Phillip; don Quixote; doña Lucía; el conquistador; el Teide; gracias, señora; hasta la vista; hasta mañana; hombre total; Isla de los Volcanoes; Jaime I de Aragon; Jameos del Agua; jamón serrano; jardín botánico; Juana mía; la caldera; las jacarandas; lomo embushado [sic]; maldito sea; mi cariño; mi niña; mi querida; muchas gracias; mucho simpático; nieta mía; oh dolor!; papas arrugadas; patio de las muñecas; pequeña hermana; pequeña prima; pico de Teide; Playa Blanca; prima mía; Pueblo Canario; Rancho Canario; señor don Jaime; sí and no; Sí, señor; Sí, si señor; Si, si, señorita; Tanya mío; tía Rosalva; velocidad moderada; villa Rosario; viva España

16 frases: Cómo está?; Cómo está usted?; Yo comprendo; Yo le sigo; Si, usted tiene razón; Sí, comprendo; Te quiero; Te quiero muchísimo; Te quiero mucho; Perdóneme; Es tuya la perdida, no mia; Manolo, esta es la señora de quien hablé; No comprendo, Papá; Sí, Papá, sí. Espero que ella gane; Usted habla español muy bien!; Lo siento mucho!

APÉNDICE 2: Hispanismos de los textos recogidos en el SOEDHP

82 Hispanimos: adiós; amigo; árbitro; arenisca; autopista; bacalao; barranco; bodega; bodegón; bolero; bonito; cabaña; conquistador; costa; cuñada; delicada; Dios; drago; dueña; enamorado; escudo; fandango; feria; fiesta; finca; fino; flamenco; gamba; gazpacho; Guanche; hacienda; hidalgo; loco; macho; madre; madrileño; majas; majordomo; malpaís; manta; mantilla; mañana; Marquesa; matador; mesón; mirador; muchacha; novio; observatorio; padre; paella; parador; patio; pensión; peón; pesetas; playa; plaza; poncho; querida; quinta; reja; sala; sangría; sardana; señor; señora; señorita; señorito; serrano; sierras; siesta; silbo; sombrero; tapas; tinto; tío; torero; tortilla; tristeza; vino

5 Canarismos: 11 barranco, guanche, malpaís, manta, mantilla

19 Voces hispanas con otro origen: cafe, fado, (al) fresco, gala, jacaranda, lava, médico, mimosa, nostalgia, panorama, papa, picador, pique, salón, santa, tanga, trío, villa, vista

3 Homónimos (homógrafos) con origen y significado no relacionados con el español: amado, bien, chica

Referencias

  • Bahner, W. (1966). La lingüística española del Siglo de Oro. Aportaciones a la conciencia lingüística en la España de los siglos XVI y XVII. Madrid: Ciencia Nueva. Google Scholar

  • Braunmüller, K. y House, J. (2009). Convergence and Divergence in Language Contact Situations, Amsterdam/Filadelfia: John Benjamins Publishing Company.Google Scholar

  • Bullock, B. y Toribio, A. J. (eds.) (2009). The Cambridge Handbook of Linguistic Code-Switching. Cambridge: Cambridge University Press.Google Scholar

  • Callahan, L. (2004). Spanish/English Codeswitching in a Written Corpus. Filadelfia: John Benjamins Publishing Company.Google Scholar

  • Canonica de Rochemonteix, E. (1994). La conciencia de la comunicación interlingüística en las obras dramáticas y narrativas de Cervantes. En Ascunce Arrieta, J. A. (coords.), Estudios sobre Cervantes en la víspera de su Centenario (pp. 19–42), vol. 1. Kassel: Reichenberger.Google Scholar

  • Carter, R. (2003). Language Awareness. ELT Journal 57 (1), pp. 64–65.CrossrefGoogle Scholar

  • Cortés-Conde, F. y Boxer, D. (2002). Bilingual word-play in literary discourse: the creation of relational identity. Language and Literature, 11 (2), pp. 137–151.CrossrefGoogle Scholar

  • Cots, J.M. et al. (2007). La conciencia lingüística en la enseñanza de lenguas. Barcelona: Ed. Grao de Irif, S.L.Google Scholar

  • Cruz Ignacio, G. (2014). Reflexividad sociolingüística de estudiantes universitarios de origen indígena: cognición, valoración y regulación acerca de la diversidad lingüística y cultural. En Muñoz Cruz, H. (coord.), Cambios sociolingüísticos y culturales de la educación superior: representaciones y prácticas reflexivas (pp. 127–209). México: Editorial Gedisa/UAM/CONACYT, Colección CLA-DE-MA/Lingüística.Google Scholar

  • Culpeper, J. (2014). Language and Characterization. People in Plays and Other Texts. Londres/Nueva York: Routledge.Google Scholar

  • Dumitrescu, Domnita. (2014). La alternancia de lenguas como actividad de imagen en el discurso hispanounidense. Pragmática Sociocultural/Sociocultural Pragmatics, 2 (1), pp. 1–34.Google Scholar

  • Fennel, B. y Bennett, J. (1991). Sociolinguistic Concepts and Literary Analysis. American Speech, 66 (4), pp. 371–379.CrossrefGoogle Scholar

  • Fowler, R. (1981). Literature as Social Discourse. The Practice of Linguistic Criticism. Londres: Bastford.Google Scholar

  • Galván Reula, F. (1983). Caracterización sociolingüística de Charlie Thornton y Paul Morel. Héroe y antihéroe en la literatura inglesa. Actas del V Congreso de AEDEAN, Madrid: Alhambra, pp.169–178.Google Scholar

  • García Gil, H. (2009). De sociolingüística leonesa. Conciencia lingüística y actitudes sociolingüísticas. En Morala Rodríguez, J. R. (ed.), El leonés en el siglo XXI (pp. 133–162). León: Instituto castellano leonés de la lengua.Google Scholar

  • Gardner-Chloros, P. (1991). Language Selection and Switching in Strasbourg, Oxford: Clarendon Press.Google Scholar

  • ––– (2009). Code-switching. Cambridge: Cambridge University Press.Google Scholar

  • ––– (2010). Second strings and linguistic connections: bilingual and bilinguistic explorations. Sociolinguistic Studies, 4 (3), pp. 505–508.Google Scholar

  • Gardner-Chloros, P. y Weston, D. (2015a). Code-switching and multilingualism in literature. Language and Literature, 24 (3), pp. 182–193.CrossrefGoogle Scholar

  • ––– (2015b). Mind the gap: what code-switching in literature can teach us about code-switching. Language and Literature, 24 (3), pp. 194–212.CrossrefGoogle Scholar

  • Giles, H. y Powesland, P. (1997). Accommodation Theory. En Coupland, N y Jaworski, A. (eds.), Sociolinguistics: A Reader and Coursebook (pp. 232–239). Nueva York: St. Martin’s Press.Google Scholar

  • González-Cruz, M.I. (2002). Notas para una bibliografía inglesa sobre Canarias. Instituto de Estudios Canarios en la Universidad de La Laguna.Google Scholar

  • ––– (2015) Love in Paradise. Visions of the Canaries in a corpus of popular romance fiction novels. Oceánide. Journal of the Spanish Society for the Study of Popular Culture SELICUP, 7. http://oceanide.netne.net/articulos/art7-4.pdf

  • Hawkins, E. (1984). Awareness of Language. An Introduction. Cambridge University Press.Google Scholar

  • Heller, M. (ed.) (1988). Codeswitching: Antropological and Sociolinguistic Perspectives. Berlín: Mouton de Gruyter.Google Scholar

  • Hess, N. (1996). Code-switching and style shifting as markers of liminality in literature. Language and Literature, 5 (1), pp. 5–18.CrossrefGoogle Scholar

  • Hewitt, L. A. (1992). A Sociolinguistic Approach to the Study of Literary Dialect in the Work of John Galt and Christian Johnstone. PhD Thesis, University of Glasgow.Google Scholar

  • Hjelmslev, L. (1971). Prolegómenos a una teoría del lenguaje. Madrid: Gredos.Google Scholar

  • Hoffer, B. L. (2002). Language borrowing and language diffusion: An overview. Intercultural Communication Studies, 11 (4), pp. 1–37.Google Scholar

  • Hyland, K. (2005). Metadiscourse. Exploring Interaction in Writing. Londres: Continuum.Google Scholar

  • Jackson, J. (2014). Introducing Language and Intercultural Communication. Londres / Nueva York: Routledge.Google Scholar

  • James, C. y Garrett, P. (eds.) (1992). Language Awareness in the Classroom. Nueva York: Longman Group UK Limited.Google Scholar

  • Jonsson, C. (2010). Functions of code-switching in bilingual theater: An analysis of three Chicano plays. Journal of Pragmatics, 42, pp. 1296–1310.CrossrefGoogle Scholar

  • Kubarth, H. (1986). El idioma como juego social. La conciencia sociolingüística del porteño. Thesaurus, tomo XLI, números 1, 2 y 3, pp. 187–210.Google Scholar

  • Lasagabaster, D. y Sierra, J.M. (2001). Language Awareness in the Foreign Language Classroom. Bilbao: Universidad del País Vasco.Google Scholar

  • Lillis, T. (2013). The Sociolinguistics of Writing. Edimburgo: Edinburgh University Press.Google Scholar

  • Lipski, John M. 1982. “Spanish English language switching in speech and literature – theories and models”. The Bilingual Review, 9 (3), pp. 191–212.Google Scholar

  • Lomas, C. (2007). Prólogo: Conciencia lingüística y educación. En J.M. Cots et al., La conciencia lingüística en la enseñanza de lenguas (7–17). Barcelona: Ed. Grao de Irif.Google Scholar

  • Loureda, Ó. (2009). De la función metalingüística al metalenguaje: Los estudios sobre el metalenguaje en la lingüística actual. Revista Signos, 42 (71), pp. 317–332.Google Scholar

  • Lyons, J. (1977). Semantics. Cambridge: Cambridge University Press.Google Scholar

  • Mackey, W. (1993). Literary diglossia, biculturalism and cosmopolitanism in literature. Visible Language, 27, pp. 40–67.Google Scholar

  • Marcet Rodríguez, V. y Aijón Oliva, M. (2003). La conciencia lingüística de los hablantes sobre el nombre propio. Interlingüística, 14, pp. 645–660.Google Scholar

  • Martín-Rodríguez, M. (1994). Lenguaje y poder: El español en la literatura chicana. En Alberto Moncada Lorenzo et al., El poder hispano (pp. 487–97). Madrid: Universidad de Alcalá.Google Scholar

  • Martinell Gifre, E. y Cruz Piñol, M. (eds.) (1996). La conciencia lingüística en Europa. Testimonios de situaciones de convivencia de lenguas (ss. XII-XVIII). Barcelona: PPU.Google Scholar

  • Martinell Gifre, E. et al. (eds.) (2000). Corpus de testimonios de convivencia de lenguas (siglos XII y XVIII.) Kassel: Reichenberger.Google Scholar

  • Mauranen, A. (2010). Discourse Reflexivity – A Discourse Universal? Nordic Journal of English Studies, 9 (2), pp. 15–40.Google Scholar

  • Milroy, L. y Muysken, P. (eds.) (1995). One Speaker, Two Languages. Cross-Disciplinary Perspectives on Code-Switching. Cambridge: Cambridge University Press.Google Scholar

  • Montes-Alcalá, C. (2015). Code-switching in US Latino Literature: The role of biculturalism. Language and Literature, 24 (3), pp. 264–281.CrossrefGoogle Scholar

  • Montes-Granado, C. (1990). D. H. Lawrence: el dialecto en sus novelas. Salamanca: Ediciones Universidad de Salamanca.Google Scholar

  • ––– (2012). Code-Switching as a strategy of brevity in Sandra Cisneros’ Woman Hollering Creek and other stories. DQR Studies in Literature, 49, pp. 125–138.Google Scholar

  • Müller, K. B. (2015). Code-switching in Italo-Brazilian literature from Rio Grande do Sul and Sao Paulo: A sociolinguistic analysis of the forms and functions of literary code-switching. Language and Literature, 24(3), pp. 249–263.CrossrefGoogle Scholar

  • Muñoz Cruz, H. (2010). Reflexividad sociolingüística de hablantes de lenguas indígenas: concepciones y cambio sociocultural. Universidad Autónoma Metropolitana Unidad-Iztapalapa / Biblioteca de Signos-Ediciones del Lirio.Google Scholar

  • Nash, W. (1990). Language in Popular Fiction. Londres: Routledge.Google Scholar

  • Page, N. (1988). Speech in the English Novel. Londres: Macmillan.Google Scholar

  • Poplack, S. (1980). Sometimes I’ll start a sentence in Spanish Y TERMINO EN ESPAÑOL: Toward a typology of code-switching. Linguistics, 18 (7-8), pp. 581–618.Google Scholar

  • ––– (1981). The syntactic structure and social function of code-switching. En Durán, R.P. (ed.), Latino Language and communicative Behavior (pp. 169–184). Norwood, N.J.: Ablex.Google Scholar

  • Poplack, S., Sankoff, D. y Miller, C. (1988). The social correlates and linguistic processes of lexical borrowing and assimilation. Linguistics 26, pp. 47–104.Google Scholar

  • Raya Castillo, L. (1982). La conciencia lingüística y otras cuestiones en torno a la Sociolingüística: esbozo de un estudio práctico. Revista Española de Lingüística, 12 (1), pp. 107–118. http://www.sel.edu.es/pdf/ene-jun-82/raya.pdf.

  • Reyes, G. (2002). Metapragmática. Lenguaje sobre lenguaje, ficciones, figuras. Valladolid: Universidad de Valladolid.Google Scholar

  • Rodríguez González, F. (ed.) (1996). Spanish Loanwords in the English Language. Berlín / Nueva York: Mouton de Gruyter.Google Scholar

  • Romaine, S. (1989). Bilingualism. Oxford: Blackwell.Google Scholar

  • Sánchez-Palencia, C. (1997). El discurso femenino de la novela rosa en lengua inglesa. Cádiz: Publicaciones de la Universidad de Cádiz.Google Scholar

  • Sarangi, J. (2005). Indian Novels in English. A Sociolinguistic Study. Bareilly: Prakas Book Depot.Google Scholar

  • Sebba, M. (2000). Writing switching in British Creole. En Jones, K. y Martin-Jones, M. (eds.), Multilingual Literacies: Reading and Writing Different Worlds (pp. 171–187). Amsterdam: John Benjamins.Google Scholar

  • Sebba, M. et al. (eds.) (2012). Language Mixing and Code-Switching in Writing: Approaches to Mixed-Language Written Discourse. Nueva York: Routledge.Google Scholar

  • Shorter Oxford English Dictionary on Historical Principles. (2007). Oxford: Oxford University Press.Google Scholar

  • Silva-Corvalán, C. (1989). Sociolingüística. Teoría y análisis. Madrid: Alhambra Universidad.Google Scholar

  • Thomason, S. G. (2010). Contact explanations in Linguistics. En Hickey, R. (ed.), The Handbook of Language Contact (pp. 31–47). Malden, MA: Wiley-Blackwell.Google Scholar

  • Traugott, E. C. y Pratt, M. L. (1980). Linguistics for Students of Literature. San Diego, CA: Harcourt Brace Jovanovich Publishers.Google Scholar

  • Trudgill, P. y Hernández-Campoy, J. M. (2007). Diccionario de Sociolingüística. Madrid: Gredos.Google Scholar

  • Van Hout, R. y Muysken, P. (1994). Modelling lexical borrowability. Language Variation and Change, 6, pp. 39–62.CrossrefGoogle Scholar

  • Van Lier, L. (1995). Introducing Language Awareness. Londres: Penguin English.Google Scholar

  • Vivanco, L. (2011). For Love and Money. The Literary Art of the Harlequin Mills and Boon Romance. [S.I.]: Humanities-ebooks.Google Scholar

  • Fuentes primarias

Footnotes

  • 1

    Este proyecto interdisciplinar, que surge del estudio de la bibliografía inglesa sobre Canarias (González-Cruz, 2002), pertenece al Programa Estatal de Fomento de la Investigación Científica y Técnica de Excelencia. Agradecemos aquí la financiación recibida del Ministerio de Economía y Competitividad del Gobierno de España. Mi agradecimiento también a los revisores anónimos por las amables sugerencias y propuestas de mejora. 

  • 2

    Desde Shakespeare, que incluyó hablantes de cockney en varias obras, hasta Charles Dickens, Thomas Hardy, D.H. Lawrence, George Bernard Shaw, James Joyce, etc. Ejemplos clásicos en la literatura americana son Huckleberry Finn (1884) de Mark Twain, los poemas del escritor afro-americano Paul Laurence Dunbar y, más recientemente, la novela Dovey Coe, de Frances O’Roark Dowell (2000). 

  • 3

    Así sucede en obras literarias importantes como Henry V, de Shakespeare; Jane Eyre, de Charlotte Brontë; Guerra y paz, de Tolstoi; o La montaña mágica, de Thomas Mann. 

  • 4

    Según esta autora (Lillis, 2013, p. 40) la naturaleza multimodal de la escritura se debe a que es un fenómeno que se manifiesta en una variedad de modos o dimensiones que contribuyen a la complejidad de su estudio e implican una serie de desafíos tanto teóricos como prácticos. Estas dimensiones incluyen no solo la verbal, habitualmente considerada central – aunque no siempre. Otras dimensiones son la visual, la material, la tecnológica e incluso la espacial. 

  • 5

    Mauranen (2010, p. 14) menciona hedging, discourse particles, stance, evaluation, vagueness, etc. 

  • 6

    En esta revitalización merece una mención especial el papel que ha tenido en los Estados Unidos la extensa literatura chicana en sus dos polos, el de la literatura escrita en español y el de la incorporación del español a obras escritas en inglés (Martín-Rodríguez, 1994). 

  • 7

    Como bien explican Traugott y Pratt (1980, p. 377), “the more languages one uses in a work, the more one limits the audience that will have access to the work.” 

  • 8

    Un estudio en profundidad de esas funciones sobrepasaría los límites de espacio de este trabajo, por lo que las abordaremos en otro artículo. 

  • 9

    Ejemplo de ello es el testimonio aportado por la Dra. Jayashree Kamble, investigadora de La Guardia Community College, CUNY, quien en uno de los debates dentro del International Seminar on Languages and Cultures in the Romance Novel, celebrado en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria en junio de 2017, confirmó que había conseguido aprender mucho vocabulario español con la lectura de novelas rosa ambientadas en zonas hispanohablantes. 

  • 10

    Obsérvese que en el Apéndice 2 distinguimos entre las 82 voces que son hispanismos registrados como tales en el SOEDHP y aquellas otras palabras que los lectores de habla hispana reconocerían como españolas por su forma, si bien hay 19 que están registradas con otro origen (francés, italiano, latín, etc.) y otras 3 que en realidad son palabras que por su origen y significado en la lengua inglesa nada tienen que ver sus homónimas (homógrafas) españolas. 

  • 11

    Son voces con un significado específico en el español de Canarias (cf. Diccionario ejemplificado de Canarismos, de Cristóbal Corrales y Dolores Corbella, 2009). 

About the article

Published Online: 2017-10-26

Published in Print: 2017-11-27


Citation Information: Pragmática Sociocultural / Sociocultural Pragmatics, ISSN (Online) 2194-8313, ISSN (Print) 2194-8305, DOI: https://doi.org/10.1515/soprag-2017-0014.

Export Citation

© 2017 González Cruz, published by De Gruyter. This work is licensed under the Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 License. BY-NC-ND 4.0

Comments (0)

Please log in or register to comment.
Log in